Canonical es la empresa británica que, partiendo de Debian, ha creado la distribución de Linux más popular en todo el mundo, Ubuntu.

Las diferentes versiones de este sistema operativo abarcan desde el uso general (Ubuntu Desktop) a los servidores (Ubuntu Server) pasando por ediciones “lightweight” (Lubuntu), orientadas al terreno multimedia (Ubuntu Studio), edicativas (Edubuntu)…

Desde hace algún tiempo se ha adentrado en el difícil mundo de los dispositivos portátiles con Ubuntu on Phones (o Ubuntu Touch), sistema operativo para teléfonos móviles y tablets.

El primer fabricante que se atrevió a lanzar al mercado un dispositivo con el sistema operativo de Canonical ha sido la española Bq que comezó a comercializar en febrero de 2015, concretamente el Bq Aquaris E4.5 Ubuntu Edition al que, posteriormente se uniría el Bq Aquaris E5 HD Ubuntu Edition y la tablet Aquaris M10 Ubuntu Edition, con pantalla de 1,1’’.

bqaquarise4.5ubuntuedition

Bq Aquaris E4.5 Ubuntu Edition

Tras la estela de Bq, pocos fabricantes de diferentes partes del mundo han comenzado a incorporar el sistema operativo de Canonical en sus dispositivos móviles, un sistema operativo en el que la pantalla principal bien pudiera recordar a la de cualquier dispositivo Andriod pero que en el desarrollo de la actividad se aprecia un cambio significativo respecto al sistema operativo de Google. Por lo pronto Ubunutu Touch agrupa la información que maneja el usuario en lo que denomina Scopes, que permiten al usuario navegar por multitud de contenidos sin necesidad de descargar una aplicación y, por lo tanto, sin necesidad de ocupar espacio de almacenamiento del teléfono. Además, Ubuntu Touch dispone de su propia tienda de aplicaciones que, al igual que ocurre con las distribuciones de linux desarrolladas por Canonical, será mantenida tanto por desarrolladores comerciales como por la comunidad de desarrolladores que actualmente crean aplicaciones para el resto de distribuciones.

Print

Capturas de pantalla de diferentes «Scopes» de Ubuntu

Sobre el papel, Ubuntu Touch puede parecer una sólida alternativa tanto para aquellos que prefieran un sistema operativo para dispositivos móviles diferente al de los dos grandes y para aquellos desarrolladores que estén familiarizados con los productos de Canonical.

Sólo queda saber si esta apuesta de los británicos tendrá continuidad con la aparición de otras marcas que, aparte de la española Bq y la china Meizu, incorporen Ubuntu en sus dispositivos para que el proyecto no siga la senda del ya abandonado Firefox OS.