Ya sabemos que comprar desde cualquier lugar y dispositivo es la tendencia. Un fenómeno que se disparó cuando apareció la pandemia en 2020 y que llegó para quedarse. Ofrece comodidad y la posibilidad de comparar alternativas y precios por lo que es entendible que resulte tan atractivo como riesgoso. Al no existir una solución de seguridad que pueda instalarse en el ordenador o el móvil para prevenir este tipo de fraudes, te ofrecemos los siguientes consejos para compras online seguras que no debes perderte.

Los ciberdelincuentes encuentran en las compras online una oportunidad de cometer sus fechorías. Las mejores armas para combatir este tipo de fraude es la información y actuar con sentido común. Te ayudamos con estas recomendaciones a discriminar y tomar decisiones acertadas y seguras.

  1. Huye de lo más atractivo:

Si una oferta es demasiado atractiva para ser verdad, es posible que efectivamente no lo sea. Esta es la primera clave que tu sexto sentido debe seguir. Los grandes descuentos y ofertas son la carnada que los ciberdelincuentes usan para que caigas en su trampa. Para evitar el phising, no pinches en enlaces de correos o anuncios con este tipo de ofertas, por ejemplo que presentan precios muy por debajo de los originales.

  1. Compra en sitios seguros y con buena reputación:

Seguramente las ofertas más increíbles están en sitios web de los que nunca habías oído hablar antes. Si te has decidido a comprar online es mejor alejarse de sitios no oficiales o que no posean la verificación de página segura (https). Tampoco conviene comprar desde aplicaciones desconocidas. Finalmente comprueba que la url coincide con la web en la que crees estar.

  1. Usa solo conexiones a Internet o WiFi seguras:

Aunque la gracia de comprar online esté en hacerlo desde cualquier lugar y dispositivo, es mejor que evitar conectarse para ello desde redes públicas o gratuitas ubicadas en bares, centros comerciales o tiendas. Estas redes suelen presentar brechas de seguridad, momento que puede ser aprovechado por los ciberdelincuentes para conseguir información personal o bancaria.

  1. Emplea métodos de pagos blindados:

Toda compra online viene seguida de la petición de tus datos personales y por supuesto bancarios. Conviene usar las tarjetas temporales digitales que ofrecen actualmente los bancos y que limitan la cantidad de gasto. Éstas pueden apagarse, bloquearse o desactivarse cuando no se usen. Otro método de pago realmente seguro es utilizar una cuenta de PayPal y evitar exponer los datos de las tarjetas de crédito.

Hoy por hoy el uso de Bizum es cada vez más frecuente para el pago en algunas tiendas o plataformas online. Esta aplicación está integrada a los canales bancarios y está respaldada por sus sistemas  de seguridad. Es decir que la orden de transferencia la da un banco y requiere de un PIN o clave de autentificación. Los fraudes que se han cometido usando esta plataforma implican engañar al usuario para que proporcione los datos apelando muchas veces  a la rapidez de este sistema.

  1. Actualiza tu equipo informático y mantenlo protegido:

Toda prevención es poca si se trata de ciberdelincuencia. Actualizar nuestros dispositivos e instalar un antivirus es fundamental para evitar ser blanco fácil de los delitos informáticos. Mucho más si a través de ello realizamos compras online.

  1. Proporciona solo los datos personales necesarios:

Si para realizar una compra notas que te solicitan información descabellada o que nada tiene que ver con la transacción, evita continuarla y finalizarla. Antes de seguir adelante, comprueba que te encuentras en el sitio web correcto. Si es posible usa el teclado virtual de Panda Security que te ayuda a evitar el robo de datos en el caso de que tu dispositivo se infecte con algún virus espía.

  1. Lee y revisa regularmente las políticas de privacidad y de devoluciones de las tiendas online:

Lo de leer la letra pequeña también aplica a las páginas web y a las tiendas online que visitamos. Antes de comprar debes revisar la política de protección de datos y privacidad que debe estar visible en el sitio web. Con el tiempo podría estar desactualizada. Otro tema relevante es entender cómo es la política de devoluciones de la tienda y comprobar qué te viene bien. Se trata de aspectos importantes a tener en cuenta para no sentirnos estafados sin serlo realmente.

  1. Comprueba los movimientos de tu cuenta y tarjeta de crédito regularmente:

Está claro que si tenemos una tarjeta de crédito o una cuenta asociada a algunas tiendas online o aplicaciones debemos revisar que los cargos sean correctos regularmente. Si algún cargo es sospechoso, debes contactar con tu banco de inmediato porque podrían haberte robado la identidad.

  1. Infórmate acerca de los riesgos de ciberseguridad y cómo prevenirlos:

Sin llegar a obsesionarse con ello, todos los días en las noticias y en las redes sociales aparecen modos operandis distintos empleados por la ciberdelincuencia para ganar más víctimas a sus listas. Mantenerse informados de estas trampas y fraudes puede evitarte ser una de ellas. Para ello no hace falta ser experto en ciberseguridad pero puedes leer nuestro artículo Lo que debes saber de ciberseguridad sin enredos.

Seguramente, muy a pesar de los temores que pueden haberse despertado en ti acerca de las compras online, prefieres seguir realizando algunas transacciones desde la comodidad de tu móvil o tablet. Lo importante es mantener los ojos y oídos abiertos y no creer ciegamente en las ofertas que relucen como el oro. Estos consejos para compras online seguras que no debes perderte son recomendaciones que te ayudará a mantener los pies en la tierra y evitar caer en el anzuelo de la ciberdelincuencia.