Es cierto que las redes sociales funcionan como medio para promocionar a las empresas. Sin embargo no es la única manera en que las redes sociales ofrecen sus múltiples ventajas. Desde una vía para escuchar a los clientes o interactuar con ellos, hasta una manera de proporcionar soluciones y respuestas a sus necesidades, te contamos cuáles a nuestro juicio son las 10 formas en que las redes sociales le añaden valor a tu empresa.

Múltiples funcionalidades y posibilidades

Las redes sociales han cambiado la forma de comunicarnos y relacionarnos con otras personas. Por eso es lógico que entendamos que son la nueva herramienta para hacer negocios y de generar productividad dentro y fuera de las empresas.

Ofrecen múltiples funcionalidades y posibilidades, que depende de los objetivos que cada empresa o negocio se ha trazado. Proporcionan una gran gama de posibilidades, por lo que son herramientas y medios muy versátiles. La mayoría de nosotros compartimos a través de ellas nuestros pasatiempos y preferencias personales, pero también las empleamos con frecuencia para informarnos, tomar decisiones, generar vínculos con personas de todo el mundo y hasta para aprender y seguirnos formando.

Una nueva forma de hacer empresa

El uso corporativo de las redes sociales impulsa que las empresas se conviertan en sistemas de intercambio, abiertos, flexibles y conectados. Se trata de una nueva forma de hacer empresa donde impera el liderazgo, una estructura colaborativa horizontal, así como la innovación y la transparencia.

De hecho, las redes sociales son grandes herramientas para impulsar la colaboración, los procesos de gestión de cambio, la transformación digital, y la creatividad en las organizaciones. Por donde se vea, estos medios de la filosofía 2.0 ofrecen la oportunidad de crear valor tanto dentro como fuera de la empresa.

10 formas en que las redes sociales le añaden valor a tu empresa

  1. Posibilitar la gestión del conocimiento en la organización

Es posible que ya hayas escuchado acerca de Gestión del conocimiento.  Se trata de un proceso mediante el que una organización posibilita el intercambio de habilidades y experiencias entre sus trabajadores, de la forma más  fluida y eficiente posible.

Las redes sociales facilitan este intercambio con mayor dinamismo a través de acciones colaborativas. No solo se trata de gestión documental, sino de un sistema que permite que se lleve a cabo el aprendizaje y la innovación de forma natural, rápida y en todos los niveles.  Una forma eficaz de añadir valor a la organización.

  1. Incrementar la motivación y la colaboración

Dado que las redes sociales potencian la interacción y la comunicación, son una fuente de motivación y colaboración a lo largo y ancho de la empresa. Y también fuera de ella. La razón de ello está en que también permiten conectarnos con proveedores, colaboradores e instituciones de nuestro sector.

Esta serie de vínculos enriquece el intercambio en los procesos y habilidades. De igual forma fortalece la gestión de los proyectos desde distintas perspectivas y aumenta el compromiso con el logro de resultados.

  1. Aumentar los resultados eficientes y la productividad

Las redes sociales son una nueva vía de comunicación y de trabajo. En ocasiones han sustituido a los correos electrónicos y las llamadas telefónicas. E inclusive a veces a las reuniones.

Pero además permiten que esa comunicación dentro y fuera de la empresa sea eficiente. Un claro ejemplo de ello es la rapidez con la que las personas comparten contenido y contactos para la toma de decisiones.

  1. Identificar nuevas necesidades y anticipar acciones estratégicas

Otra de las ventajas que ofrecen las redes sociales es que permiten realizar una permanente escucha activa de las conversaciones de clientes, proveedores, trabajadores, proveedores y colaboradores. Así como también de los competidores y de las instituciones que son parte del sector.

La escucha activa permite identificar las necesidades de nuestro público objetivo y el tono de las conversaciones que efectúan en estos medios. Es una forma de conocer su grado de satisfacción. Sin embargo también ayudan a anticipar acciones estratégicas frente a los movimientos de la competencia o de las instituciones. O gestionar procesos de mejora para generar mayor productividad o bienestar entre los trabajadores, proveedores o colaboradores.

  1. Generar una mayor conexión o engagement

Las redes sociales poseen como uno de sus indicadores la generación de conexión emocional o engagement. Esto es lograr empatizar con las necesidades de nuestras audiencias, sean internas o externas.

Los trabajadores satisfechos con su trabajo en la organización son los mejores embajadores de nuestra marca. Cuando conectan con todo lo que la empresa significa para ellos, todos se benefician. Porque al final son personas que conectan con otras personas. Se trata del mejor programa de fidelización que pueden existir. Así mismo, un cliente satisfecho con nuestro servicio y productos es la mejor publicidad que podemos lograr. Y todo ello fluye incesantemente a través de las redes sociales.

  1. Identificar el talento para la organización

Dado que la marca de nuestra empresa conecta tanto adentro como afuera de ella, se convierten en una vía para identificar talento. Pueden impulsar y fomentar la participación en proyectos o propuestas de innovación e inclusive anunciar las vacantes. Quienes resuenan con los valores de la marca y conectan con ella ya tienen una parte del camino andado para integrarse al equipo.

De igual forma, las redes sociales son una importante vía para el reconocimiento de los trabajadores y de sus logros. Por lo que las convierten en una importante vitrina profesional.

  1. Mayor accesibilidad 

Un beneficio clave de las redes sociales es que pueden ser consultadas en cualquier momento y lugar. Pero sobre todo a través de diversos dispositivos. Gracias a los móviles, las personas pueden interactuar en tiempo real en las redes sociales, lo que aumenta la rapidez en la toma de las decisiones y en el logro de los resultados.

  1. Fomentar la transformación digital

Seguro ya es un importante tema sobre la mesa en tu empresa. Ante los nuevos tiempos y retos que corren, la transformación digital se ha convertido en una prioridad. Implica integrar nuevas tecnologías a las distintas áreas y procesos de la organización para mejorar su productividad y competitividad.

Incorporar las redes sociales proporciona un valor añadido a los clientes al ser una nueva vía de comunicación por ejemplo. También dan mayor visibilidad a la marca, sus productos y servicios, por lo que contribuye a mejorar la imagen corporativa. Todo ello tiene repercusión interna en la organización y sus trabajadores, al optimizar los procesos y mejorar la eficiencia.

  1. Aumenta la idea de marca única

Que toda una organización se mueva en la misma dirección es tan difícil como parece. Pero además a ojos del cliente debe sentirse como una sola empresa o marca. Muchas veces las organizaciones con distintas áreas o departamentos se comportan como empresas distintas.  Problemas con la comunicación y la gestión interna terminan por ahuyentar a los clientes. Y todo ello afecta el logro de los resultados.

Las redes sociales apoyan la unificación de las distintas áreas de la empresa ante la mirada del cliente. Una forma es facilitar el contacto entre el cliente y la empresa. Pero también pueden ser un canal para mostrar que la empresa es un todo en el que muchas partes aportan lo mejor de sí.

  1. Enriquecer la marca personal de la empresa

Todo lo anterior nos lleva a este punto. La marca o empresa se beneficia enormemente cuando emplea redes sociales. Tanto en sus procesos internos como externos.

Una mayor y mejor colaboración y participación, así como motivación o capacidad para innovar se notan.  Ello implica la mejora de los procesos internos pero también de la imagen de la propia marca. Y finalmente se traduce en una mayor preferencia por los clientes.

Si todavía no has creado las redes sociales de tu marca o empresa, ya tienes 10 poderosas razones para hacerlo. Queda claro que son más que simples herramientas de venta y promoción. Las redes sociales pueden literalmente cambiar la vida de tu empresa y de las que se relacionen con ella.  Por ello implementarlas es un importante reto que incluye una nueva forma de trabajar y conectar con otros. Junto al desarrollo web, el uso de un buen hosting y el posicionamiento en buscadores, las redes sociales son parte de un proyecto en el que debe estar implicada toda la organización. El objetivo es  alcanzar resultados satisfactorios mediante el fortalecimiento de la presencia digital.