Uno de los factores que afectan el rendimiento de tu portátil es la velocidad de su procesador. A continuación te ofrecemos algunas recomendaciones para mejorar el rendimiento de tu ordenador portátil.

¿En qué consiste la velocidad del procesador de un ordenador portátil?

La velocidad del procesador de un portátil proporciona un mayor o menor rendimiento al equipo. Esto es así ya que el procesador ejecuta el procesamiento de cualquiera de las tareas del ordenador, o de sus componentes. Según la marca del portátil, contarás con un tipo u otro procesador. Actualmente, la velocidad de los procesadores Intel es de las más potentes.

Es importante entender que según el uso que se le da a un ordenador será necesaria o no más velocidad del procesador. Está claro que no es igual navegar solo por Internet, que trabajar con varias aplicaciones de forma simultánea o emplear el equipo en plan gamer.

¿Qué es un procesador y qué factores determinan su rendimiento?

El procesador o CPU (en sus siglas en inglés: Central Processing Unit), como hemos comentado, es un componente esencial que controla las funciones del sistema y por ello es la base del rendimiento de un ordenador. El procesador procesa cualquier acción que realizamos en el equipo, desde un simple movimiento del ratón hasta abrir varias aplicaciones y programas a la vez.

Casi siempre puede ser juzgado por su número de núcleos o su velocidad como sus características centrales pero tiene muchas más que veremos a continuación.

Frecuencia de funcionamiento

Conocida como Clock Speed o velocidad de reloj, es tal como parece un reloj interno con el que cuenta cada procesador y que le confiere un ritmo funcional. Esta velocidad de reloj implica el número de operaciones que puede efectúa en un segundo. Está representado por el número en hercios (Hz), que puedes ver expresado como MHz o GHz junto al nombre del procesador.

En la actualidad, la mayoría de los programas están fabricados para emplearse con procesadores multi núcleo. Por ello, es mejor adquirir un procesador con más núcleos que uno que posea menos, aunque sean más rápidos.

Número de núcleos e hilos de proceso

Los procesadores cada vez cuentan con más núcleos e hilos simultáneos de proceso para poder efectuar un mayor número de tareas a la vez.

Para aclarar algunos conceptos, un núcleo es la unidad de proceso completa que capta, decodifica y ejecuta una acción e instrucción. Los hilos simultáneos o multihilos son la capacidad de algunos procesadores de dejar en pausa alguna acción que se está haciendo y empezar otra. Esto significa que tener más hilos no incrementa la potencia del procesador. Los últimos procesadores que se han fabricado poseen más núcleos e hilos.

Memoria caché

Los núcleos de un procesador comparten de manera habitual algunos recursos. Este es el caso de la memoria caché o el poder interconectarse con otros elementos. Esto permite disminuir costes de fabricación y mejorar su rendimiento.

A medida que los CPUs tienen más núcleos y son más veloces, también necesitaron un nuevo tipo de memoria, o lo que conocemos como memoria caché, en la que se almacena la información instantánea para que el procesador pueda tenerla a la mano sin tener que recalcular. De esta forma, la memoria caché apoya al procesador en la ejecución de las acciones.

Arquitectura del procesador

La arquitectura es la manera en que está organizado el procesador. Con una mejor arquitectura, el CPU es capaz de efectuar cálculos y acciones con más precisión y menos esfuerzo.

El foco en fabricación está centrado en mejorar la distribución de los recursos con más transistores. De esta manera los procesadores mejoran de generación en generación.

Antes de adquirir un nuevo portátil, además de conocer estas características de los procesadores te invitamos a tener en cuenta lo que debes evitar al comprar un portátil.

Recomendaciones para mejorar la velocidad del procesador de tu ordenador portátil

Te ofrecemos algunas recomendaciones para mejorar la velocidad del procesador de tu ordenador portátil.

  • Efectúa una limpieza de los programas del ordenador y de la información almacenada para aumentar el espacio de memoria.
  • Adquiere un buen antivirus para mantener tu equipo protegido.
  • Si está en tus posibilidades aumenta la cantidad de memoria RAM.
  • No instales programas muy pesados, sobre todo si aún no cuentas con una más memoria RAM o una mejor tarjeta gráfica.
  • Instala un sistema operativo adecuado. Sin embargo para asegurar una mejor velocidad del procesador lleva a cabo una limpieza total e incorpora componentes de mayor potencia, como los antes mencionados.
  • Realiza una limpieza de plugins del navegador que no uses o resulten peligrosos.
  • Consulta con un servicio técnico especializado, sobre todo si careces de conocimientos suficientes para manipular tu equipo informático.

Conoce otras recomendaciones para poner a valer tu portátil en nuestro blog.

En Mundo Informática te asesoramos sobre el reacondicionamiento de tus ordenadores portátiles y de sobremesa con el mejor servicio y presupuestos que se ajustan a tus necesidades. Visita nuestra tienda o contáctanos al 954 241 381 o por WhatsApp al 630050470.