Todos hemos vivido el momento en el que al visitar alguna página web no podemos acceder a su contenido y en pantalla aparece un aviso de error. Una experiencia que debemos reconocer como bastante frustrante cuando navegamos en Internet.  Esa es la razón por la que solventar el “error 404” con rapidez y eficiencia es fundamental.

Resolver el conocido “404 not found”, es parte  de mantener un buen posicionamiento web, o más bien no ganarte el odio de los internautas. El también conocido “404 page not found” es uno de los errores más frecuentes en cuanto a páginas web se refiere.

¿Qué es exactamente el “error 404”?

Se trata de un código o aviso de estado que envía el servidor web al navegador para señalar que el enlace al que se quiere acceder se encuentra roto, dañado o ya no existe.  Por todo ello, ya no es posible encontrarlo y navegarlo.

Tal y como hemos mencionado, este error puede costarnos caro en materia de posicionamiento web. Nuestra página web se ve afectada en su reputación, imagen y credibilidad.  Google durante sus rastreos puede suponer que el site no tiene el mantenimiento adecuado o es deficiente por lo que penaliza nuestra posición o el lugar que ocupa la web en el PageRank de la página.

Por otra parte, damos a entender a los usuarios que no estamos disponibles. Esto puede poner en duda nuestra existencia en el ciberespacio o ser una experiencia negativa para aquel usuario interesado por alguno de nuestros productos o servicios. Todo ello redunda finalmente en una pérdida de confianza y credibilidad en la marca, que incide directamente en sus ventas.

Solventar el “error 404” con rapidez y eficiencia

Como es natural, lo primero es el diagnóstico temprano o la detección de aquellos enlaces rotos o deteriorados. Algo que sucede con frecuencia es que muchos de los enlaces que realizamos a web o blogs externos pueden cambiar o bien dejar de funcionar con el tiempo. Esto los convierte en enlaces rotos o que ya no existen y debemos eliminarlos o reemplazarlos por otros. Se trata de parte de la labor de mantenimiento web efectiva que debemos realizar a nuestra página con frecuencia.

Pero también existen una serie de herramientas gratuitas que pueden ayudarnos en esta ardua tarea de detectar los enlaces rotos o dañados. Entre ellos se encuentran:

  • Google Search Console: se trata de una herramienta fabulosa para ayudarte a medir el rendimiento y el tráfico de búsqueda de tu web, solucionar problemas y mejorar tu posicionamiento web. Los enlaces rotos son mostrados de forma automática y una vez que son reparados pueden corregirse.
  • W3C Link Checker: con esta herramienta es posible efectuar análisis muy completos de los enlaces individuales de una página web. Introduces la URL (interna o externa) y te arroja los resultados.
  • Dead Link Checker: funciona de forma muy parecida a las otras dos aplicaciones mencionadas. De forma sencilla identifica páginas externas o internas que presenten enlaces rotos.

A lo largo de este artículo hemos mencionado los motivos por los que el “error 404” aparece. Otras de las razones pueden ser:

    • La colocación incorrecta de un enlace al escribirlo mal y no concordar con el url. O suprimir alguna de sus partes.
    • El servidor o hosting web no funciona, está “caído” o existen problemas de conexión.
    • El nombre de dominio de la página web ya no existe.

El mantenimiento web puede ayudarnos a detectar estos problemas u otros relacionados.

Sácale partido al error con una página personalizada

Puede sonar un poco loco, pero al mal tiempo buena cara. Puede que en algún momento el error 404 aparezca en nuestra página y no tiene por qué ser el fin del mundo. A veces, el aviso “404 not found” puede presentarse si la página no ha cargado de la forma correcta, y todo se soluciona rápidamente refrescando la web con el botón F5 o en el propio navegador. Esto entre otras opciones.

Podemos sacarle una sonrisa a nuestros usuarios ante la presencia del error 404, si diseñamos para ellos versiones personalizadas para este aviso. Algunos gestores de contenidos como WordPress pueden ayudar con esta tarea. O bien puedes usar extensiones especiales. Seguro te has encontrado con el “Opps…404 not found” enmarcado en curiosas y graciosas imágenes o animaciones.

Algunas páginas web aún más creativas ofrecen a sus visitantes enlaces a subpáginas con contenido relacionado y hasta alternativas como juegos o aplicaciones divertidas, para retenerlos por algún tiempo más en la página a pesar del error. Es una forma de compensar a los usuarios por el mal rato. Pero al final siempre debemos solventar el “error 404” con rapidez y eficiencia.