Categorías: Móviles

by Eva

Share

Categorías: Móviles

by Eva

Share

Lo bueno y no tan bueno de usar móviles para nuestras relaciones humanas

Los teléfonos móviles se han convertido a lo largo de más de dos décadas en una extensión de nuestro cuerpo. Por lo que es inevitable que tengan una fuerte influencia en nuestra vida. Te contamos lo bueno y no tan bueno de usar móviles para nuestras relaciones humanas.

El 71% de los españoles no puede ir al cuarto de baño sin el teléfono, según una encuesta. El 37% lo ve nada más se despierta por la mañana, el 65% de las personas no duda en regresar a casa a buscarlo si se les olvida. Una de cada tres personas mira su móvil más de cien veces al día y es por ello que la adicción al teléfono móvil ya tiene nombre: nomofobia, aunque todavía no ha sido reconocida como un trastorno o patología.

Ante los nuevos contextos que se han desenvuelto en torno al uso de estos dispositivos, muchos expertos sugieren que tienen aspectos positivos y también negativos en su impacto sobre la vida humana. Sugieren que los teléfonos móviles no son dañinos como tales y que hasta pueden resultar ventajosos para la salud y las relaciones humanas, siempre que su uso sea el adecuado.

Lo bueno de los teléfonos móviles 

Los beneficios de la tecnología móvil son diversos y dinámicos.

  1. Una mejor comunicación

Sí, como se lee, los dispositivos móviles han impulsado la comunicación entre las personas y las organizaciones. Han logrado que el tiempo y la distancia dejen de ser obstáculos para el intercambio de información, por lo que en la actualidad las personas que se encuentran en lugares distintos e incluso lejanos, y con diferentes horarios, pueden mantenerse comunicados sin inconvenientes.

  1. Mayor colaboración

Ya sea una relación profesional, de investigación o académica, los móviles han permitido que profesionales, profesores, investigadores y estudiantes de todo el mundo se conecten y colaboren en diversos proyectos. La tecnología móvil ha permitido el acceso a documentos y materiales y al intercambio de ideas a través de reuniones en línea, video-llamadas, chats grupales, entre otras herramientas.

  1. Redefinición del trabajo

El uso de teléfonos móviles ha redefinido también la forma en que las personas trabajan. La comunicación con clientes, proveedores y entre compañeros de trabajo se ha hecho más inmediata y eficaz gracias a estos dispositivos, sin importar incluso si se encuentran en localidades distintas. El auge de los móviles fue lo que empezó el germen del teletrabajo.

  1. Ahorro en costos y tiempo

Los dispositivos móviles permiten que las personas se comuniquen a bajo costo hoy por hoy, q al apoyarse en los servicios inalámbricos o basados en la nube. Conversar con familiares de otros países ha dejado de ser costoso al usar aplicaciones como el WhatsApp y prescindir de servicios de operadores de telefonía fija. Además, el ahorro también es tangible en tiempo ya que se trata de soluciones más flexibles que pueden ser usadas desde cualquier lugar y en cualquier momento.

  1. Datos en tiempo real

A través de los móviles es posible consultar información en tiempo real desde cualquier lugar y cuando se requiera. Este novedoso y eficaz acceso a la información ha sido positivo para todas las personas, tanto en lo personal como en lo profesional.

  1. Almacenamiento en la nube

Actualmente, desde cualquier móvil es posible acceder a servicios basados en la nube.  Estos permiten a los usuarios contar con un espacio importante de almacenamiento de datos desde su dispositivo, pudiendo consultar documentos, fotos y vídeos, cuando lo necesiten y desde cualquier lugar.

Lo no tan bueno de los teléfonos móviles para nuestras relaciones 

En un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Arizona y de la Universidad Estatal Wayne, de Detroit, se expone la intromisión de los teléfonos móviles y otras tecnologías en nuestras interacciones sociales. Apuntan que los seres humanos encuentran en los móviles una gran atracción que los aísla de las personas más cercanas, como su pareja, familia y amigos.

Por un lado, estos dispositivos una nueva forma de conectarse de forma significativa ya que ahora es más fácil obtener acceso a información personal sobre otras personas. Normalmente, los seres humanos intercambiaban datos sobre ellos mismos y su vida en grupos más reducidos o pequeñas redes de personas cercanas. Ahora, esas redes se han hecho más grandes e incluso las personas pueden encontrarse lejos físicamente. Esto apunta a un cambio en las relaciones humanas impulsado por el uso de la tecnología que no siempre es favorable.

El uso de móviles y redes sociales ha creado nuevos contextos y conexiones virtuales que pueden tener más importancia en proporción con las relaciones existentes en el mundo real. Además, la atención del individuo se divide entre lo que sucede de forma virtual en el móvil y la interacción con las personas que tenemos enfrente cara a cara. Este modo de interacción fragmentado puede pasar factura al momento de construir intimidad y relaciones basadas en la confianza hasta provocar conflictos. Es cierto que los teléfonos móviles han acercado a quienes están lejos, pero a la vez han alejado a los que tenemos cerca.

Otro aspecto a tomar en cuenta es la creciente adicción a los móviles, en especial en los adolescentes y jóvenes. Los smartphones se han convertido en signos de status y una tendencia de la moda.  Esto también tiene consecuencias en nuestras relaciones humanas ya que incide en cómo somos vistos por el grupo al que pertenecemos o queremos pertenecer.

Conoce más información acerca de las consecuencias de vivir pegados al móvil.

Consejos para usar el móvil a favor de un mejor relacionamiento

Así como las personas necesitan un tiempo para el descanso y el disfrute, y dejar de lado el trabajo o el tiempo de estudios, también es importante desconectar del uso de la tecnología, en especial del uso de los móviles.

Te ofrecemos algunas recomendaciones para que el móvil no se convierta en un obstáculo para el desarrollo de buenas relaciones con otras personas:

  • Durante los fines de semana, las vacaciones y los viajes, evita usar algunas aplicaciones de ocio como las redes sociales y los juegos. Éstas pueden hacer que perdamos la noción del entorno y del disfrute del momento presente. También conviene desactivar los avisos de entrada de mensajes de WhatsApp.
  • Apaga el teléfono antes de ir a la cama o durante la siesta. La luz de la pantalla puede afectar tu descanso y tu humor durante la interacción que realices luego con otras personas.
  • Dosifica el tiempo de uso del móvil durante el día. Durante las comidas o cuando te encuentres con tus familiares y amigos, evita usar o ver el móvil. Disfruta del momento y de las conversaciones cara a cara.
  • Limita el uso del móvil para actividades de trabajo. Desactiva en tus momentos de descanso, de recreación o vacaciones, las notificaciones del correo electrónico o de los grupos de WhatsApp relacionados con tu actividad laboral.

El uso de los teléfonos móviles genera polémica. Si bien ofrece múltiples beneficios y ya no podemos concebir la vida sin ellos, también ponen en juego los vínculos con otras personas, especialmente las más cercanas. Es nuestra responsabilidad hacer uso adecuado de la tecnología para sacar de ella el mejor partido posible.

STAY IN THE LOOP

Subscribe to our free newsletter.

Leave A Comment

Related Posts